Alergias

Uno de los problemas más frecuentes en la piel es la aparición de alergias de mayor o menor importancia.

La alergia consiste en un mecanismo de sensibilización por el cual nuestro cuerpo reacciona ante una sustancia que potencialmente pueda ser "peligrosa" para el organismo. Cualquier tejido u órgano es susceptible de sufrir este problema pero es en la piel donde con más frecuencia se produce.

Prácticamente cualquier sustancia e incluso el sol pueden producir reacciones alérgicas. Son muy conocidas las que producen algunas aleaciones utilizadas en bisutería pero la lista de sustancias alergénicas es interminable.

Al igual que ocurre en las personas que tienen Rinitis alérgica, Conjuntivitis alérgica, Asma, etc. Es en la primavera cuando los síntomas se manifiestan en mayor grado.

También las alergias de piel aumentan espectacularmente en esta estación. De ahí que nuestra epidermis necesite en esta época de cuidados especiales:

  • Una limpieza con productos más suaves como agua de avena o manzanilla.
  • La utilización de cremas calmantes que disminuyan la sensibilidad de la piel, como Avena, Caléndula, Inmunodermis, Equilibradora, etc.
  • El uso de protectores solares que eviten el daño a la piel.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de Cookies. Si quiere más información sobre la política de cookies, pulse aquí.