Nuestro sistema de trabajo

Es eminentemente humanístico porque está hecho a la medida humana. No fabricamos grandes cantidades, nuestro volumen de producción está siempre adaptado al del consumo y esto es posible porque nosotros fabricamos, envasamos y vendemos y el espacio que media entre el inicio de la producción y su consumo es, tanto en espacio como en tiempo, muy breve. Una atención constante nos permite regularlo de modo que ningún producto pueda envejecer, con lo cual la cantidad de conservantes que utilizamos es mínima.


Nuestro tipo de producción semiartesanal nos permite seleccionar todas y cada una de las materias primas de una absoluta pureza. Por otro lado nuestro contacto directo con el público, nos mantiene informados de sus necesidades y tenemos productos para cada problema: preparamos más de 700 fórmulas distintas.

Este sistema de trabajo, insólito en el mundo de hoy, pero de indudable eficacia, nos permite garantizar la eficacia de todos y cada uno de nuestros productos.
También es este método el que nos permite incorporar con toda rapidez a nuestros preparados los últimos descubrimientos de la ciencia, que recogemos en los Congresos Internacionales y de nuestro departamento de investigación, y con un espacio de tiempo brevísimo pasan a integrarse a nuestras fórmulas.

Creemos haber acertado en nuestro sistema y a ello y a nuestra seriedad y rigor científico es a lo que atribuimos nuestro éxito.