El porqué del desodorante

 

El desodorante nos ayuda a combatir el olor corporal causado por una bacteria que prospera en entornos calientes y húmedos. En cualquier momento somos susceptibles de necesitar su protección pero el verano es el tiempo de mayor necesidad si queremos salir airosos de la lucha contra la transpiración y favorecer una buena convivencia con los demás. El primer paso es una higiene exquisita, el segundo la aplicación oportuna de una fórmula eficaz. Nosotros la tenemos: Desodorante al Aceite del Árbol de Té.

Desodorante con flores

Es verano y hace calor. Una obviedad que, aplicada a nuestros hábitos de higiene y salud, tiene una repercusión evidente: sudamos más. El porqué lo resume Jerónimo Ors. “Nuestra temperatura corporal tiene que mantenerse constante dentro de un pequeño margen. Si lo excedemos, nuestras proteínas comienzan a deteriorarse. Uno de los mecanismos más eficaces para perder calor es la sudoración. De ello se ocupan las glándulas sudoríparas que al recibir determinadas órdenes eliminan líquido y, por lo tanto, calor, reduciendo rápidamente la temperatura corporal”. El ejercicio intenso, los cambios hormonales, las alteraciones emocionales y, por supuesto, la temperatura exterior, hacen que este sistema de sudoración se active. Al mismo tiempo, esto ayuda a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y sustancias de deshecho.

Buscamos respuesta en el desodorante, “un producto que reduce la sudoración e impide el crecimiento de las bacterias que se aprovechan de la producción de sudor. Es imprescindible que se lleven a cabo ambas funciones”, señala Jerónimo. “En nuestra búsqueda de productos veganos y poco agresivos hemos eliminado las sales de Aluminio, incorporando sales de Plata, que cierran el poro y ralentizan la sudoración sin agredir la piel. Por otro lado, sustancias naturales como el Árbol de Té, impiden el crecimiento de las bacterias responsables del mal olor. Para minimizar el efecto agresivo incorpora un extracto de Avena que calma y suaviza la piel”.

Es importante aplicar el Desodorante al Aceite del Árbol de Té, una o dos veces al día, en las zonas donde nos preocupa especialmente el exceso de sudor, con la piel limpia y seca.

 

DESODORANTE AL ACEITE DEL ÁRBOL DE TÉ Eficaz con el sudor,  calma y suaviza la piel. Producto vegano.

 

* El diagnóstico personalizado de tu piel te ayudará a utilizar, del modo más adecuado, los productos apropiados. Déjate aconsejar por nuestro equipo de profesionales y por Jerónimo Ors. Puedes pedir tu cita aquí.

 

 


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de Cookies. Si quiere más información sobre la política de cookies, pulse aquí.